7 feb. 2011

SÍ, FLORENCE TIENE DOS BUENOS "LUNGS"





Florence + The Machine es un proyecto musical fantástico, formado por Florence Welch, británica con voz impresionante; y The Machine, lo que viene a ser su banda, que no es un grupo específico, sino diversos músicos de sesión (algunos fijos, otros no) que ponen sonido a las canciones que ella crea y canta.

No sé en qué agujero me he metido estos dos últimos años sin conocer su primer disco, Lungs, y es que llevo días sin poder parar de escucharlo. Ya está anunciado que a lo largo de este año saldrá el segundo y yo en mi mundo… si es que a veces no soy abasto entre las novedades de lo que conozco, revisiones de mis clásicos y la búsqueda de nuevas adquisiciones.

Con lo que a mí me gusta adjetivar la música, aquí lo tengo difícil, porque este trabajo rebosa tanta creatividad, y en tantas vertientes, que describirlo en unas escuetas palabras me cuesta horrores. 

Florence canta que da gusto oirla, por su profundidad, potencia y control; por el gran atractivo de su timbre cristalino; en otras palabras: por las ganas que le pone. Pero no sólo es eso lo que gusta de ella. En los últimos años hay muchas buenas artistas ya sea componiendo, dentro de un estudio y tras un micrófono, pero no son tantas las que me hacen recordar lo que es una buena intérprete de antes, con talento también encima de un escenario, y ella también deslumbra ahí.




La música es terriblemente elegante, no me extraña que este disco lleve dos años siendo un exitazo de crítica y ventas (repito: ¿dónde narices he estado yo?) Los temas son la mitad baladas y la mitad más movidas (más o menos) y su estilo navega a caballo entre el rock alternativo, el intimismo de cantautora y el soul. Sí, con fuerza y mucho gusto.

Ahí van, con toda mi admiración, los videoclips de todos los singles extraidos, y una pequeña descripción.

  • La canción que presentó el disco, hace casi tres años, es una pequeña rareza dentro del mismo, no hay que considerarla representativa. Kiss with a Fist se trata de una breve, divertida, pegadiza y directa canción que recuerda al punk setentero, pero mucho más pulida a nivel de producción.


  • Dog Days Are Over es la primera canción del disco, con su banjo, palmitas, su voz creciente y su potente ritmo. Un acercamiento al folk, muy modernizado. Lástima que el video casi dé miedo, menudos estilismos.


  • Con una estética cercana a los picnics de los cuadros realistas, apareció Rabbit Heart (Raise It Up), otro tema de corte pop, muy barroco, esplendoroso, realmente adictivo.


  • Drumming Song fue lo primero que escuché de ella cuando empezaba a buscar algo suyo al azar, y me gustó desde el primer momento. Una gran composición cercana al pop donde Florence se convierte en toda una diva soul. Fantásticas percusiones.


  • El quinto sencillo fue la versión de un tema de los 80, You've Got The Love, interpretado por The Source y Candi Staton. Es bonita, pero un tanto repetitiva, y aunque no me quejo de su éxito, es mi menos preferida del disco entero. Y además me parece más setentera que ochentera... No importa, esta voz puede transformar cualquier melodía en una buena canción.


  • Cosmic Love es una balada, primera como single, hermosamente emocional. Como siempre, una buena batería alternada con arreglos suaves, casi de ensoñación, que acompañan a la enérgica voz de Welch, más poderosa aún si cabe que en otros temas. 



  • Finalmente, se reeditó el álbum debut de esta estupenda cantante con un segundo disco de nuevas canciones, remixes y versiones en directo. De ahí se sacó el último single, que casi, casi es mi tema preferido. Heavy In Your Arms es una balada pop pegadiza, un tanto oscura y perteneciente nada menos que a la banda sonora de Eclipse, de la saga Crepúsculo. Como bien dicen: demasiado buena para una película así.



Y no puedo dejarme mi canción favorita de este sobresaliente debut, que no fue elegida como single, y no entiendo bien por qué, aunque no reniego de ninguna de las otras. Girl With One Eye es una balada tremenda, fuertemente agria y llena de confesiones. La pongo como directo.




Lo mejor de Florence y su banda es que se parecen un poquito a muchas cosas y a nada a la vez, hay aquí un potencial único que espero se siga expandiendo en breve con nuevos temas. De momento, yo sigo descubriendo Lungs cada vez como si fuese la primera.