3 ene. 2012

MUNDOS MUSICALES DESDE MÁS ALLÁ DEL MAR

Nunca he sido demasiado seguidor de la música folk, celta o étnica, a veces resulta demasiado… “festiva” para mi gusto. Por ello no imaginaba que pudiera rendirme de esta manera ante una mujer que es desde hace mucho toda una institución musical al fusionar tan maravillosamente tradicionalismo y modernidad propia, melodías sencillas y riqueza instrumental, paz e inquietud, melancolía y felicidad, la calma con la contenida pasión sonora.

LA MUSA FOLK DEL OTRO LADO DEL OCÉANO

Loreena Isabel Irene Mckennitt nació en el centro de Canadá, pero desde joven le atrajo la música tradicional proveniente de su ascendencia escocesa e irlandesa. Quería ser veterinaria pero la vocación musical fue más fuerte, así que aprendió a tocar el arpa, el acordeón y el piano. A base de perseverancia, y con lo poco que iba ganando con actuaciones en bares o mercados locales, consiguió autofinanciarse su primer disco, Elemental , en 1985. Un trabajo consistente en versiones de temas celtas tradicionales. Además consiguió sacar adelante su propia discografía independiente, Quinlan Road,  desde la que han sido publicados todos sus trabajos hasta día de hoy, gestionando su carrera como absolutamente más le ha gustado.

Continuó su trayectoria con un segundo disco, To drive the cold winter away (1987): canciones navideñas e invernales grabadas en iglesias. Su tercer disco Parallel dreams (1989) ya incorporaba temas propios, sin perder sus aires celtas y el uso exclusivo de arpa, violines, teclados y demás instrumentación acústica.

En 1991 vio la luz The visit , con un giro interesante a su música: más instrumentación, mayor ritmo dentro de la tranquilidad y música melódica, e influencias musicales de otros países y culturas que ella visitaba para inspirarse. Fue este el primer disco que le empezó a dar fama más allá de Canadá, gracias a temas como la inmensa adaptación musical al trágico poema artúrico Lady of Shalott o la conocida melodía de Tango to Evora. Con The mask and mirror (1994) continuó empapándose de culturas ajenas y es el que he decidido diseccionar. The book of secrets (1997) supone hasta ahora su mayor éxito internacional. Un nuevo recorrido por diversas tierras sonoras antiguas y actuales ( Italia, Inglaterra ), esta vez a través de libros que Loreena había estado leyendo. Contiene su mayor éxito, Mummer’s dance.

Tras una tragedia personal (la pérdida de su prometido y otros conocidos en un accidente) Loreena interrumpió su actividad casi del todo durante nueve años. Reapareció en la Alhambra de Granada, donde grabó un concierto inolvidable (recogido en CD y DVD) y que adelantaba temas del trabajo con el que volvía a componer música, An ancient muse (2006), otro viaje sonoro, esta vez por zonas de Grecia, Turquía y los sonidos europeos más orientales.

Después de un segundo disco navideño, A midwinter’s night dream (2008),  finalmente ha cerrado un curioso ciclo volviendo a sus raíces celtas con The wind that shakes the barley (2010) donde colecciona de nuevo diversas canciones tradicionales.

Más allá de su preciosista música (incluidas nominaciones y galardones a premios importantes) Loreena ha mostrado una agradecida faceta solidaria participando en varios proyectos. Ha financiado investigaciones para la seguridad del agua y la predicción de terremotos en zonas como Turquía y ha promovido la donación de fondos para conservar diversos valores culturales, sociales o medioambientales.

Nunca me ha gustado escribir extensas biografías de los artistas, pero en este caso me he explayado porque esta mujer, aparte del talento a raudales que desborda en sus mundos musicales, es un EJEMPLO de persona trabajadora, con motivación musical real y que ha hecho todo bien para construirse a sí misma como artista completa y orientar su propia carrera.

MÁSCARA Y ESPEJO


He tardado mucho en descubrirla en profundidad, ha sido durante el año 2011 al que acabamos de dar carpetazo, y tras escucharla muchísimo, hay cuatro o cinco trabajos suyos que empatan entre mis preferidos. ¿Y por qué he preferido escribir sobre este? Creo que me hace más ilusión ya que parte de él recoge musicalmente los viajes de Loreena a España a principios de los 90, plasmando nuestra tradición celta del norte y nuestras influencias árabes pasadas. También se refleja su paso por Marruecos, sin olvidar algunas adaptaciones más célticas de historias clásicas.

Este ecléctico trabajo amplía el estilo característico de Loreena que comenzó con The visit , una relajante fusión de folk y new age al servicio de un concepto general, dentro del cual cada canción tiene su propia historia y razón de ser.

Tiene el detallazo de explicarnos el origen y sentido de cada tema en el librito del CD, con apuntes en inglés y francés, aunque su web permite visualizar todos los textos en otros idiomas. Tampoco faltan las letras de los temas que las posean (también hay alguno instrumental)

http://www.quinlanroad.com/explorethemusic/maskandmirror.asp

(En este enlace se puede profundizar en el concepto de este trabajo en concreto, y escuchar fragmentos de todos los temas, que yo comentaré bajo mi propio criterio.)

1. THE MYSTIC’S DREAM

Una noche en Granada, cerca de la Alhambra. Los colores, olores, sensaciones de la zona mora de la ciudad inspiran a Loreena para escribir música sobre los sufís, una etnia musulmana muy espiritual.

El inmenso tema que resulta de todo ello abre este trabajo con una larga introducción vocal, casi sacra, con Loreena y coros junto a un fondo plagado de aires orientales. Luego arrancan las estrofas con su cristalina voz repitiendo melodías pero sin saturar. Aunque es bastante lento, acentuando la tranquilidad que otorga observar escenas de otras culturas, tiene una percusión marcada con diversos tambores y está plagada de instrumentos musicales exóticos como las flautas rumanas y tampuras.

El sonido es limpísimo porque hace pocos años se remasterizaron todos sus trabajos.

2. THE BONNY SWANS

Esta canción recupera el espíritu de sus anteriores discos, sobre todo The visit dado su esencia celta de Irlanda. La historia que cuenta la letra es la de una doncella cuya hermana, celosa por amor, la ahoga, y vuelve reencarnada en cisne y luego en arpa.

La lírica tiene mucho texto, y como en tantas otras canciones de Loreena, la duración es extensa y la estructura de las estrofas se repite una y otra vez, pero no harta. Entre la instrumentación, podemos apreciar el bodhran ( tambor irlandés ), violonchelos y diversos instrumentos de cuerda con arco, acordeón… A mí lo que más me sorprende es el interludio con guitarra eléctrica, que puede parecer chocante o rockero pero no llega a tanto y queda estupendamente como contrapunto a lo más “suavecito”.

3. THE DARK NIGHT OF THE SOUL

Mágica, extática, sentimental hasta los topes. Loreena descubrió la poesía de San Juan de la Cruz ( siglo XVI ) e interpreta una letra que puede ser tanto de amor religioso como romántico… La música es reposada, con pocos instrumentos, poco más que chelo y guitarra acústica. El estribillo hipnotiza, gracias a la elevación en el tono de Loreena, que brilla de principio a fin con su vibrante, dulce, potente voz. Es difícil interpretar tanta felicidad en forma de pura belleza, nada empalagosa.

4. MARRAKESH NIGHT MARKET

El título desvela la inspiración, Marrakech y el caos de sus mercadillos nocturnos, con animales como monos o serpientes, carruajes, puestos, música.

Ese caos propio se traduce en otro tema muy vivo, con las cuerdas y las percusiones curiosas ( balalaicas, dumbegs, udu ) como voces cantantes, amén de una Loreena increíble entonando la paz interior que le supuso tal escenario místico, tan dinámico y a la vez tan oculto.  Mucho misterio lleno de ritmo, casi para bailar.

5. FULL CIRCLE

A menudo se compara a Loreena Mckennitt con Enya, y nunca he entendido muy bien por qué. La música de Loreena es mucho más instrumentada y con variedad sonora frente a los organillos lánguidos de Enya, y su voz de soprano ligero contrasta con las interpretaciones monocordes de la irlandesa.
Sin embargo… este tema sí presenta similitudes entre las dos cantantes, porque Loreena se maneja casi exclusivamente entre teclados de fondo puramente “eny-ísticos”, y su voz tan pura es casi la única referencia melódica, aunque de fondo se aprecia un esraj ( violín hindú ). La canción al principio pasa desapercibida por ser una pieza tan tranquila a mitad del disco, pero es bellísima. Loreena se inspiró para componerla en una ocasión cuando pudo observar de madrugada a los fieles marroquís levantándose para orar en el Ramadán. No resulta una pieza religiosa, pero su intensidad mística eleva el “espíritu” musical de cada uno.

6. SANTIAGO

Santiago de Compostela y su hermosa catedral son el fondo y escenario para esta reinterpretación de una canción tradicional, muy pegadiza y animada, cruce sonoro de culturas tanto cristiana, como judía y musulmana. Mezcla perfecta de notas entre celtas y orientales, con un ritmo rápido, casi festivo. Loreena tararea con su voz, no hay letra. Aporta además su acordeón, en animada armonía junto a todas las percusiones que ya hemos escuchado en canciones anteriores, y cuerdas como buzuk' y zanfon'.

7. CÉ HÉ MISE LE ULAINGT? / THE TWO TREES

Este largo tema se divide en dos partes. Primero, una introducción instrumental cuyo título significa “¿Quién soy para cargar con ello?” e interpretada con gaitas.
Para The Two Trees , una poesía de Yeat, Loreena compone música muy en la tradición irlandesa: tranquila y melódica, extensa, muy en sintonía con la naturaleza y sus iconos. Mucha letra, una voz firme que llena cálidamente cada rincón sonoro, el dulce piano de Loreena, los violonchelos que se intercalan maravillosamente… es otra auténtica delicia para los sentidos.

8. PROSPERO’S SPEECH

Al igual que el último tema de The visit , Loreena termina este disco con una adaptación de Shakespeare, que tantas veces filosofaba sobre el comportamiento humano y la utilización de máscaras metafóricas. La canción, breve pero intensa, es otra composición sencilla, sobria incluso con respecto al resto, con pulsiones de organillo y una voz más aguda de lo habitual, que cuando se desdobla en varios tonos pone los pelos de punta.

--------------------------------------------------------------

Desde uno de los muchos rincones donde llegan sus episodios musicales, envío un inabarcable GRACIAS a esta observadora de razas y culturas humanas, quien las traduce a trabajados libros musicales, con muchísima riqueza y variedad de conceptos, entre ellos y dentro de cada uno. Hay más, muchas más historias que contar, pero eso ya pertenece a otras colecciones.



No hay comentarios:

Publicar un comentario